Chula

¡A los ‘guau-guau’ días!

En mi cartilla de identificación dice que mi nombre es Chula Tula pero todo el mundo me llama Chula. Aunque tuve una infancia muy complicada y no me acompañaron los buenos tratos, gracias a la ONG “El Refugio” (www.elrefugio.org) y al equipo de Truco&Trufa que me adoptó hoy puedo decir que mi vida ha mejorado notablemente. Me tratan con cariño y respeto, y hasta me han dado la responsabilidad de ser su ¡jefa de seguridad!.

Mis funciones dentro de la empresa consisten en mantener a raya a los mensajeros y evitar que los restos de desayunos y almuerzos lleguen a tocar el suelo. Mi implicación en esta última tarea hace que mis jefes estén un poco obsesionados con mi línea…pero yo me veo estupenda. Otra de mis funciones consiste en amenizar la jornada laboral de mis compañeros con ligeros y sigilosos ronquiditos. Ellos piensan que estoy dormida, pero simplemente entorno los parpados y adopto una postura relajada que ayude a mis compañeros a paliar el estrés de las jornadas.

Muchos creen que el logotipo de la empresa es por mi pero la verdad es que no es así: cuando los voluntarios del refugio me presentaron al equipo de Truco&Trufa ya existía el logo.

Si quieres conocerme y que te asesore sobre cómo asegurar el perímetro laboral y aprender a hacer desaparecer galletas de una forma muy creativa, no dudes en contactar con Truco&Trufa.